El Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica (DisOrganic) es una obra de Dominio Público creada por el diseñador Rafa Garcés que nace para acabar con la invisibilidad de este tipo de discapacidad.

Impulsado por la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) como entidad más representativa de la discapacidad orgánica del país, con 35 organizaciones estatales, este símbolo tiene como objetivo socializar la discapacidad orgánica, concienciar a la población y los poderes públicos sobre su existencia y promover la inclusión y el empoderamiento de las personas con este tipo de discapacidad a través del conocimiento y el ejercicio de derechos.

Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica

Información y manual de uso

El Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica (DisOrganic) es una solución que consigue representar lo invisible al permitir, de una forma sencilla y clara, comprender que la discapacidad orgánica tiene su origen en una alteración producida en el interior del cuerpo humano.

Aporta una actitud activa y positiva mediante la introducción de elementos curvos y el uso de diagonales. Con ello, también se evidencia el objetivo final de esta iniciativa: la plena inclusión y participación activa de las personas con discapacidad orgánica. Las formas curvas y la ausencia de corpulencia hacen que este símbolo sea andrógino y represente cualquier género.

El símbolo está creado para que funcione, desde el punto de vista del diseño, en cualquier soporte. Para facilitar su reproducción y potenciar su visibilidad, cuenta con su propio manual de uso.

El símbolo es una obra de Dominio Público (compartida bajo una licencia CC-Zero) y puede ser utilizado libremente por parte de cualquier persona física o jurídica que se refiera a este tipo de discapacidad en todo tipo de publicaciones, materiales y soportes.

Personas con discapacidad orgánica y representantes de COCEMFE y di_mad explican la importancia de contar con un símbolo de la discapacidad orgánica.

Descargas disponibles

Historias #Disorganic

Esther Reina cuenta cómo es su vida con artritis reumatoide y la importancia de la visibilidad para lograr la comprensión y los apoyos necesarios para tener una buena calidad de vida.

Francisco Nuero tiene una enfermedad inflamatoria intestinal y oposita como técnico de Hacienda. Cree que este símbolo representa la discapacidad orgánica.

Gabriel Fernández, con 14 años, quiere ser profesor y tiene el síndrome de deleción 22q11. Su madre Jacqueline Pérez espera que el símbolo ayude a que todo su entorno comprenda esta realidad.

Alicia Martínez es coordinadora de Actividades de ALCER Castalia, se encuentra en hemodiálisis y tiene grandes esperanzas en que este símbolo tenga un largo recorrido.

José Redondo, Sevilla, fue cocinero hasta hace un año cuando tuvo que ser operado a causa de una cardiopatía. Considera necesario que el símbolo dé visibilidad a este tipo de discapacidad.

¿Qué es la discapacidad orgánica?

Definición

La discapacidad orgánica es aquella producida por la pérdida de funcionalidad de algunos sistemas corporales, que suelen relacionarse con los órganos internos o procesos fisiológicos, ya sean de forma congénita o adquirida.

Es el caso de enfermedades renales (riñón), hepáticas (hígado) cardiopatías (corazón), fibrosis quística (pulmones), enfermedad de Crohn y enfermedades metabólicas (aparato digestivo); Linfedema (sistema linfático), hemofilia (coagulación de la sangre), lupus (sistema inmune); enfermedades reumáticas (aparato locomotor); y cefaleas, migrañas, alzhéimer, párkinson, trastornos del sueño, fibromialgia o síndrome de fatiga crónica (sistema nervioso central).

Problemática

La falta de reconocimiento, la invisibilidad y la incomprensión son los principales problemas con los que se enfrentan las personas con discapacidad orgánica, como consecuencia de ser alteraciones que se originan en el interior del cuerpo humano y pasan desapercibidas para la mayoría de la población.

Compromiso de COCEMFE

COCEMFE, como entidad más representativa de la discapacidad orgánica y ante la problmática a la que se enfrentan las personas con discapacidad orgánica se han volcado en conseguir una imagen que identifique este tipo de discapacidad a través de un proceso que comenzó con una convocatoria de diseño gráfico, en colaboración con Termas de Cuntis y la Asociación de Diseñadores de Madrid (di_mad), y que culminó el 27 de noviembre de 2019 con la presentación simultánea del símbolo en 41 ciudades de España, gracias a una subvención procedente del 0,7% del IRPF del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.