El 80% de las estaciones de tren de cercanías no son accesibles

Dos personas con movilidad reducida frente a un tren de Cercanías con barreras

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA-Cocemfe Madrid), entidad integrada en COCEMFE, eleva al 80% las estaciones de Renfe Cercanías que no cumplen unos estándares mínimos de accesibilidad. De hecho, dicen desde la asociación, si lo que se valorara fuera la accesibilidad universal, “sería el 100% de las estaciones” las que no contemplan medidas de este tipo.
Con estos datos, la Federación ha salido al paso de unas informaciones publicadas recientemente en algunos medios de comunicación, que estimaban en apenas el 40% las estaciones de tren de cercanías que no cumplían con la Ley de Accesibilidad. Según denuncia, “el nivel de garantías sobre la accesibilidad universal en este servicio es inexistente o muy deficiente”, lo cual “perjudica a las personas con discapacidad, que tratan conciliar todos los aspectos que influyen en el desarrollo de su vida y consecución de la plena autonomía personal, haciéndolas víctimas de una discriminación directa por padecer una discapacidad física”.
La Federación ha visitado estaciones de Cercanías-Renfe en Madrid para ver hasta qué punto discriminan a personas con discapacidad, y se ha encontrado con que algunas de las más frecuentadas no se ajustan a la Ley de Accesibilidad. Atocha, Alcalá de Henares-Universidad, Alpedrete, Aluche, Aranjuez, Ciempozuelos, Collado Mediano, Colmenar Viejo, Doce de Octubre, El Goloso, Fanjul, Galapagar – La Navata, Getafe Industrial, La Serna, Laguna, Las Águilas, Las Margaritas Universidad, Las Rozas, Las Zorreras, Príncipe Pío, Pto. Navacerrada, Puente Alcocer, Ramón y Cajal, Recoletos, San José de Valderas, San Fernando de Henares, San Yago y Santa Eugenia son algunas de ellas.
“Con el fin de conseguir la plena autonomía personal de las personas con discapacidad en cualquiera que fuera su ámbito, y más aún tratándose de una herramienta de comunicación entre personas, como lo es el transporte público, desde FAMMA, nos hemos visto obligados a llevar a trámite la denuncia oficial ante la fiscalía”, advierten desde la Federación.
“Todos los hechos mencionados con anterioridad, dejan en situación de desprotección a las personas con discapacidad, al negar de facto el uso de un bien común como es el transporte público en la red de Cercanías Renfe”, concluyen.

Noticias Relacionadas