COCEMFE y AECEMCO reclaman medidas que atajen la reducida tasa de empleo de las personas con discapacidad

Mujer con discapacidad trabajando

Con motivo de la publicación de la encuesta ‘El empleo de las Personas con Discapacidad’ por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y la Asociación Empresarial de Centros Especiales de Empleo de COCEMFE (AECEMCO) reclaman que se ponga en marcha una nueva Ley General de empleo que aumente la tasa de empleo de las personas con discapacidad, que en 2019 se situó en un 25,9%, 41 puntos inferior a la del resto de la población.

“Es necesario implementar nuevas medidas dirigidas a promover la inserción laboral de las personas con discapacidad como, por ejemplo, una cuota de reserva en las medianas empresas o un aumento del 2% actual en las grandes de manera proporcional al número de personas trabajadoras que tenga”, detalla el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, quien explica que “la imagen reflejada en la encuesta del INE se ha visto agravada todavía más como consecuencia de la pandemia de la COVID-19”.

En este sentido, argumenta que “es fundamental construir un ambicioso Plan Integrado para la Promoción y Desarrollo del Capital Humano de personas con discapacidad a medio plazo, que las sitúe en condiciones óptimas para lograr más y mejores empleos, de mayor calidad y responsabilidad en las empresas, y en mayor diversidad de sectores profesionales y ocupaciones”.

En concreto, según el tipo de discapacidad, las personas con discapacidad física presentaron en 2019 un 47,7% de tasa de actividad y aquellas con discapacidad orgánica presentaron una tasa de actividad del 41,5%, cuando se trataba de los sistemas digestivo, metabólico y endocrino, y del 31,2%, cuando se debía a los sistemas cardiovascular, inmunológico y respiratorio, mientras que la tasa de actividad en las personas sin discapacidad fue del 77,7% en ese mismo año.

Además, a nivel general, la tasa de actividad en las personas con discapacidad se ha estancado en los últimos cuatro años, llegando producirse un ligero retroceso al pasar del 35,2% en 2016 al 34% en 2019.

Por su parte, el presidente de AECEMCO, Ignacio Rodríguez, señala “la importancia de que los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social (CEEIS) continúen velando por el derecho al trabajo de las personas con discapacidad” y aboga por “continuar apostando por este modelo de emprendimiento social donde las personas con discapacidad por sí mismas o mediante sus entidades representativas generan oportunidades laborales de calidad”.

“El nuevo modelo de empleo que diseñemos para las personas con discapacidad debe tener en cuenta la realidad sociolaboral de nuestro país y el papel que el emprendimiento de nuestro grupo social debe desempeñar”, incide Rodríguez, haciendo un llamamiento a las Administraciones y empresas del país para apostar por los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social y contratar la diversidad de servicios que prestan.

Además, ambas entidades señalan la necesidad de adoptar el enfoque de género de manera transversal a todas las decisiones que se adopten, puesto que la tasa de paro de las mujeres con discapacidad fue superior a la de los hombres en 1,2 puntos.

Esta reivindicación forma parte del compromiso de ambas entidades con el cumplimiento de la Agenda 2030, que en su Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8, referente a Trabajo decente y crecimiento económico, alega que para dar cumplimiento a la Agenda 2030 habría que lograr para ese año el empleo pleno y productivo y el trabajo digno para todas las mujeres y los hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad, así como la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor.

Para más información sobre los servicios de empleo de COCEMFE para personas, empresas y administraciones, haz clic aquí.
Para conocer las posibilidades de colaboración de empresas con COCEMFE, haz clic aquí.