COCEMFE defiende la educación inclusiva y pide recursos para alumnado y profesorado

Participantes en el encuentro digital de COCEMFE “Transición Digital Inclusiva en la Educación”

“La educación tiene que ser inclusiva y permitir la formación del alumnado con discapacidad en igualdad de condiciones que el resto de la población”. Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), Anxo Queiruga, durante el encuentro ‘Transición Digital Inclusiva en la Educación’ organizado por la entidad y que ha finalizado esta mañana, contando con la participación de más de 300 personas.

En este sentido, Queiruga ha asegurado que “la presencia de niños y niñas con discapacidad en las escuelas es fundamental porque son una parte de la sociedad. La convivencia provoca un enriquecimiento mutuo que nos permite seguir conociendo la realidad y avanzar en la construcción de una sociedad inclusiva y participativa”.

“El profesorado no puede estar solo ante este reto”, ha afirmado el secretario de Finanzas de COCEMFE, Daniel-Aníbal García, durante la clausura del encuentro, apuntando que “la educación inclusiva, aparte de legislación, requiere de conocimientos, de recursos humanos y económicos y las medidas de apoyo necesarias para su implementación”.

Por su parte, el subdirector general de Talento y Emprendimiento Digital, Antonio Fernández, ha expuesto las medidas del Gobierno dirigidas a impulsar las competencias digitales para que “nadie se quede atrás” y para “reducir la brecha en cuestión de género” y ha señalado la importancia de “seguir avanzando en dotar a la sociedad en competencias digitales” y “de la colaboración público-privada para conseguirlo”.

“La Agenda 2030 y el ODS 4 identifican a las personas con discapacidad, entre aquellos grupos cuyo desarrollo se debe priorizar”, ha apuntado Valtencir Mendes, Senior Education Project Officer en Sector de Educación de la UNESCO, quien ha reconocido que “en tiempos de COVID-19, es preciso reforzar aún más el soporte y la capacitación en competencias digitales y en tecnologías emergentes para que el aprendizaje pueda continuar”.

Juan García Olmo, responsable Área de Desarrollo Educativo y Profesional de COCEMFE, ha explicado que “la transición digital que necesita la escuela deberá ser necesariamente inclusiva y asegurar la equidad y la calidad del sistema educativo; con ello se garantizará el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

El director IES Bovalar de Castellón, Antonio Solano Cazorla, ha considerado que “la inclusión no se garantiza con leyes, sino con recursos” y que esta “no debería ser un objetivo de la educación sino su premisa fundamental”. Al mismo tiempo, Albert Sangrà Morer, catedrático de Educación Profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, ha defendido que “hay que ser más exigentes y movernos a una educación online de calidad”, la cual, “tiene que ser planificada, organizada, exigente y responsable”.

Por su parte, la presidenta de la FAPA Francisco Giner de los Ríos, Mª Carmen Morillas Vallejo, ha hecho hincapié en que “es necesario invertir en educación para adaptarnos a la escuela del siglo XXI, pero también ser conscientes de que es un recurso más, porque una pantalla jamás va a poder sustituir a una escuela”. “La educación online puede suplir el contenido de las materias, pero jamás podrá sustituir la socialización y la afectividad de la educación presencial”, ha coincidido Raquel Fernández Rodríguez, psicóloga y orientadora educativa en Niños con Cáncer. Federación Española de Padres.

El director de la Cátedra UNESCO en Educación para la Justicia Social de la Universidad Autónoma de Madrid, Francisco Javier Murillo, ha relatado cómo “la pandemia ha visibilizado una brecha digital que ya había y ha aumentado las desigualdades”, mientras que Mª Teresa Garín, catedrática de Análisis Económico de la Facultad de Ciencias Económica y Empresariales de la UNED, ha indicado que “una inversión adecuada en educación contribuye al crecimiento económico y a la inclusión social”.

Por último, Zita Fernández Gasca, responsable de RR.HH. de COCEMFE, ha argumentado que “la motivación y la constancia son la fuente de alimento para desarrollar el talento que toda persona lleva dentro” y Juan Antonio Rodríguez, procedente del CEIP Ramón y Cajal de Zaragoza, ha incidido en que “el principal objetivo es que los niños y las niñas sean felices, y eso quiere decir que se les escuche y se cree un clima de confianza para que las familias se integren en la escuela”.

La organización de este encuentro, ha sido posible gracias a una subvención procedente del 0,7% del IRPF del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS SERVICIOS DE COCEMFE DE PROMOCIÓN DE LA EDUCACIÓN INCLUSIVA PARA ALUMNADO Y CENTROS Y ADMINISTRACIONES EDUCATIVAS, HAZ CLIC AQUÍ.
Ver de nuevo el encuentro en Youtube

Noticias Relacionadas