COCEMFE pide escuchar a la infancia con discapacidad a la hora de legislar

Niña con discapacidad pidiendo ser escuchada

El presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y vicepresidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Anxo Queiruga, ha destacado la importancia de que “la sociedad y sus representantes políticos sean conscientes de lo que opinan los niños, las niñas y la juventud con discapacidad”.

Así lo dijo durante su intervención en el seminario sobre la nueva Ley Orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia contra la violencia organizado por el CERMI para tratar esta nueva ley, cuya iniciativa legislativa se tramitará en las próximas semanas en el Senado, a la luz de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas.

“Niñas, niños y jóvenes con discapacidad necesitan espacios en los que su voz sea escuchada y poder dar cuenta de cuáles son las problemáticas a las que se tienen que enfrentar en su día a día y que les impiden llevar a cabo una vida normalizada y sus propuestas”, ha señalado Queiruga, quien también ha abogado por “contar con el movimiento asociativo de la discapacidad a la hora de elaborar estrategias e implantar medidas”.

Con respecto a la citada ley, el presidente de COCEMFE ha lamentado que “echamos en falta que se no se recojan otro tipo de manifestaciones de violencia, como es la institucionalización y, sobre todo, medidas para ofrecer a las familias otro tipo de recursos para que no se vean obligadas a recurrir a centros para que reciban los cuidados que necesitan”.

Por otro lado, ha celebrado que “la futura ley destinada a garantizar la protección de la infancia con discapacidad consagre el derecho a la atención temprana de la infancia desde el nacimiento hasta los seis años, ya que la protección integral de los derechos de los niños y las niñas con discapacidad es un imperativo internacional vinculante para España recogido en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas”. “De esta manera, contaremos con una norma estatal que evite situaciones de desigualdad por vivir en uno u otro territorio”, ha concluido.

Por su parte, el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, ha manifestado que “esta ley supone un avance significativo en la protección de niñas y niños con discapacidad y es un sendero del que debemos obtener los mejores resultados tras mucho tiempo de diálogo intenso”. Además, ha recordad la importancia de unir fuerzas desde la infancia y la discapacidad para “conformar una gran alianza” y entablar un diálogo sincero y franco con el Senado, teniendo en cuenta que en las próximas semanas la iniciativa legislativa llegará a la Cámara Alta haciendo un “ejercicio de cogobernaza y de colaboración”.

Finalmente, el presidente de Pérez Bueno ha asegurado que “debemos abogar por que no existan núcleos duros de exclusión en ningún sector y procurar que estos niños y niñas tengan un mejor ambiente para que sean ellos mismos los agentes de su propia inclusión y desarrollar libremente esa personalidad para poder otorgarles un entorno seguro”.

Noticias Relacionadas