COCEMFE participará en la manifestación virtual del Orgullo en favor de las personas LGTBI con discapacidad

Fotografía promocional del Orgullo 2020

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) participará el próximo sábado, 4 de julio, en la manifestación del Orgullo LGTBI, que este año se celebra de manera virtual como consecuencia de la crisis originada por el COVID-19 bajo el lema “Sororidad y feminismo para TRANSformar. ¡Mujeres lesbianas, trans y bisexuales en acción! ¡Por las más vulnerables!”.

De esta manera, COCEMFE pretende mostrar su apoyo y dar visibilidad a las personas LGTBI, quienes a día de hoy encuentran mayores barreras para llevar una vida normalizada al ser objeto de invisibilidad y discriminación múltiple, tanto por razón de discapacidad, como por orientación sexual e identidad de género.

“La discapacidad no es homogénea, hay tantas formas de discapacidad como personas y lo mismo ocurre con el colectivo LGTBI”, afirma Rocío Pérez, representante de COCEMFE en la Comisión de diversidad afectivo sexual, identidad de género y discapacidad de CERMI Estatal y presidenta de la misma, que destaca la importancia de “hacer un llamamiento a la participación de todo el mundo y de todas las entidades, para que las personas LGTBI con discapacidad vean que gran parte de la sociedad y su propio movimiento asociativo son inclusivos”.

Por un lado, una delegación de COCEMFE formada por su presidente, Anxo Queiruga, su secretario de Finanzas, Daniel-Aníbal García, y su directora gerente, Elena Antelo, participará en la manifestación del Orgullo LGTBI de 2020 acompañando a la FELGTB en su cabecera con la pancarta que lleva por lema “Orgullo es no dejar al Tercer Sector fuera de la reconstrucción social”.

Y por otro, la entidad participará junto al CERMI y todo el movimiento asociativo de la discapacidad a través de una aplicación bajo el lema “Diversidades Humanas, Diversidades Sexuales” para evidenciar que la orientación, identidad y expresión sexuales forman parte de las vidas de las personas con discapacidad, quienes también aman, albergan deseos y anhelan participar y desarrollarse afectiva y sexualmente en libertad, sin vetos basados en estereotipos, sesgos y exclusiones.

En este sentido, Rocío Pérez hace hincapié en que “la visibilización ayuda a la normalización y, por tanto, tenemos que salir y hablar con normalidad de nuestras vidas, sabiendo que son igual de válidas que las de cualquiera y así ponérselo un poco más fácil a las personas que vienen detrás”.

“Tenemos un grueso de reivindicaciones comunes muy importantes entre las organizaciones LGTBI y de personas con discapacidad, cuya consecución es esencial para hacer frente a las desigualdades que impiden la plena inclusión de las personas LGTBI con discapacidad”, concluye Pérez.

Noticias Relacionadas