22 inserciones laborales de personas con discapacidad en Ciudad Real

Priscila Fernández, técnica del POISES, orientando

El Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social (POISES) que COCEMFE Ciudad Real ha promovido durante el primer semestre del año ha finalizado con todos sus objetivos conseguidos en materia de orientación, contacto con empresas e inserciones laborales.
Esta nueva experiencia ha sido financiada por Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo (FSE) y una vez más ha puesto en valor la necesidad de una atención personalizada donde primen los perfiles y las marcas personales de las personas en búsqueda de empleo y en este sentido las dos técnicas de POISES, Sonia Morales y Priscila Fernández, han basado su trabajo en dar respuesta a cualquier demandante, adaptando las búsquedas a las ofertas y sus posibilidades.
En concreto, han sido un total de 75 personas con discapacidad las que han sido orientadas y se han conseguido 22 inserciones laborales, las cuales, comprenden periodos de hasta tres meses (9), de tres meses a un año (10) y de más de un año (3). Asimismo, las técnicas de empleo se han puesto en contacto con 50 empresas, subrayando el valor y potencial de las personas con discapacidad.
“El trabajo es una herramienta fundamental para la inclusión social”, afirma COCEMFE Ciudad Real, que hizo hincapié en que “se trata de la principal vía de acceso a los recursos económicos y, por tanto, resulta básica para el desarrolla personal y social de cualquier persona, tenga o no discapacidad”.
Desde la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Ciudad Real consideran que uno de los retos más importantes que el conjunto de la sociedad debe afrontar a diario es precisamente esa integración laboral de todas las personas que la conforman.
“Creemos que las personas que están en riesgo de exclusión socio-laboral tiene que representar una prioridad y una responsabilidad para cualquier sector”, argumentaron desde la entidad ciudadrealeña, que lamentó “el amplio porcentaje de empresas que incumple todavía la ley de inserción laboral de personas con discapacidad, que establece una cuota mínima de un 2% de empleados con discapacidad para empresas de 50 o más trabajadores”.

Noticias Relacionadas