COCEMFE celebra los beneficios del bono social térmico para las personas con discapacidad

Credito-Camilo-Rueda-López-Licencia-CC-2.0

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) celebra que el nuevo bono social térmico facilitará hacer frente al pago de la calefacción a las personas con discapacidad que ya disfrutan del bono social eléctrico.
Este es el resultado de la aprobación este viernes por el Consejo de Ministros de un real decreto-ley en materia energética, el cual, introduce cambios en el bono social eléctrico y crea el bono social térmico, que incluye los combustibles de calefacción (gas natural, gas butano, gasóleo, pellets, etc.), ampliándose así el bono social eléctrico a otras fuentes energéticas.
Este bono social térmico (calefacción) correrá a cargo del Estado y no de las compañías eléctricas como el eléctrico y se abonará a modo de ‘cheque’ directo que el Estado hará llegar a las personas y familias beneficiarias. La cantidad dependerá entre otros de la zona climática de España en que esté situada la vivienda.
Tendrán derecho a este bono social térmico, automáticamente, todas las personas con derecho al bono social eléctrico. Son por tanto acumulables y la vía para llegar al térmico es ser reconocido como beneficiario/a del eléctrico. La ayuda del bono social térmico se devengará a partir del 1 de enero de 2019.
El presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, hace hincapié en que “esta medida está dirigida a promover la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad y deberá estar en funcionamiento, al menos, hasta que los ingresos económicos de la población con discapacidad se equiparen a los del resto de la población”.
Entre las principales novedades de esta regulación es la ampliación del bono social eléctrico vigente, y por tanto del nuevo bono social térmico, a nuevos subsectores, como las personas en situación de dependencia, grados III y II.
Al respecto de las personas con discapacidad, este bono eléctrico se mantiene como estaba, ya que ya estaban consideradas desde 2017 aquellas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 % y por otro lado también se mantiene el trato a todas las familias numerosas, las cuales, no están sujetas a nivel de renta.

Noticias Relacionadas