FAMMA y el Consorcio de Transportes de Madrid se unen para acabar con la falta de accesibilidad de los autobuses interurbanos

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMMA-Cocemfe Madrid), y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), acuerdan crear una mesa de diálogo para abordar los problemas de accesibilidad con los que cuentan las líneas interurbanas de autobuses al prestar sus servicios en la Comunidad de Madrid.

Según FAMMA- Cocemfe Madrid, “la falta de mantenimiento de las rampas de acceso al autobús, así como la falta de formación de los conductores, propician situaciones de gran conflictividad y de discriminación a una parte de la población que quiere normalizar sus vidas”.

Por ello, FAMMA ha acordado con el CRTM la creación de una mesa de diálogo con el fin de buscar propuestas y soluciones a la “lamentable” situación del servicio que prestan las líneas interurbanas de autobuses a personas con movilidad reducida en la Comunidad de Madrid.  El objetivo es crear un protocolo de actuación que atienda a las personas con movilidad reducida cuando los vehículos no están operativos, así como la retirada de circulación de estos vehículos cuando no puedan prestar el servicio a toda la ciudadanía.

Además, la entidad de COCEMFE considera importante la revisión de los contratos y que en los pliegos de condiciones se incluyan medidas para evitar estas situaciones. Entre estas medidas, reclaman la obligación de que las líneas interurbanas asuman transportes alternativos si no cumplen con el mantenimiento y la reparación de las rampas que se averíen. Una situación que, aseguran, ya asume la Empresa Municipal de Transportes de Madrid cuando sus vehículos se estropean. “En Madrid por ejemplo, el protocolo de los autobuses urbanos de la EMT permite que si una persona con discapacidad no puede utilizar un autobús, porque una rampa está estropeada, y el siguiente autobús tarda más de 15 minutos, se le ofrezca un servicio de taxi adaptado sin coste para el cliente”.

Para Javier Font, “arreglar las carencias de mantenimiento y protocolos de los autobuses interurbanos, para mejorar la autonomía personal de las personas con discapacidad, es una cuestión de voluntad política, que debe de plasmarse en los pliegos de condiciones, para los concursos de licitación, de los servicios de autobuses interurbanos”:

FAMMA cuenta con un Gabinete de Accesibilidad Universal y Diseño para Todos, financiado por la Fundación MonteMadrid y Bankia en Acción, en cuyo gabinete jurídico se tramitan habitualmente denuncias de usuarios sobre problemas de accesibilidad de los autobuses interurbanos, por rampas estropeadas y otras incidencias.

Noticias Relacionadas