Pacientes con párkinson y profesionales sanitarios firman un acuerdo para mejorar el abordaje de la enfermedad

La Federación Española de Párkinson, entidad miembro de COCEMFE, ha firmado un acuerdo de colaboración con el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, y la Sociedad Española de Neurología, para mejorar el abordaje de la enfermedad.
El objetivo de este acuerdo es impulsar acciones conjuntas de información y formación sobre la enfermedad de Parkinson, dirigidas a profesionales de medicina de atención primaria y farmacia comunitaria sobre la enfermedad. Las acciones contemplan la creación de materiales de actuación profesional, además de sesiones formativas online.
En este sentido, se realizará una Guía de actuación profesional dirigida a medicina de atención primaria y farmacia comunitaria. Este material se presentará a los farmacéuticos colegiados a través de sesiones formativas online, y se hará llegar a los diferentes profesionales a través de las distintas vías que las entidades tienen a su disposición.
El presidente de la Federación Española de Párkinson, Leopoldo Cabrera, durante el encuentro, ha destacado que “este acuerdo tiene gran importancia para las personas con párkinson ya que, entre otras cosas, facilitará la detección de síntomas y el diagnóstico precoz de la enfermedad en la consulta de atención primaria, así como una atención y seguimiento más cercana y personalizada desde los profesionales de farmacia comunitaria”.
Por su parte, el presidente del Consejo General de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, ha señalado que “el farmacéutico, por su contacto diario y directo con la población, ejerce una labor fundamental en el abordaje asistencial a estos pacientes, ya que permite optimizar los resultados de la terapia, tanto farmacológica como no farmacológica, con un impacto positivo sobre su calidad de vida”.
Del mismo modo, el presidente de la Sociedad Española de Neurología, Exuperio Díez Tejedor, ha destacado que “Conocer e identificar correctamente los síntomas de esta enfermedad puede ser clave para poder mejorar los tiempos de diagnóstico y en consecuencia, la calidad de vida de los pacientes, ya que existe un periodo en el que la respuesta al tratamiento farmacológico es excelente”, y que “teniendo en cuenta que el número de afectados se duplicará en 20 años y se triplicará en 2050, es importante impulsar este tipo de iniciativas que ayuden a mejorar la detección precoz de la enfermedad y su abordaje”.
Por último, el presidente de la Sociedad de Médicos de Atención Primaria, José Luis Llisterri, ha enfatizado en la importancia de los programas de formación en los que se profundiza en las características de la enfermedad y en su manejo.
“Estos programas deben enseñar a detectar empeoramiento de los síntomas, aparición de complicaciones, control de la adherencia, revisar y conciliar medicación, vigilar iatrogenia, informar sobre recursos disponibles, servicios sociales, o asociaciones de enfermos”, ha señalado.

Noticias Relacionadas