ALCER mantendrá un crespón negro en su logotipo en homenaje a pacientes renales fallecidos por covid-19 

La Federación Nacional de Asociaciones ALCER, entidad miembro de COCEMFE, mantendrá un crespón negro en su logo y sus comunicaciones, durante toda la pandemia en homenaje a todas las personas con enfermedades renales fallecidas a causa del COVID-19 y sus familiares.  

El número de pacientes renales contagiados y fallecidos a consecuencia del COVID-19 es proporcionalmente más alto en las personas en tratamiento renal sustitutivo que en la población general, produciéndose un incremento del 25% en la última semana.  

Como señala ALCER, las personas en tratamiento de hemodiálisis tienen que “romper” su confinamiento tres veces por semana poniendo en riesgo su vida y la de sus familiares, por lo que el número de contagiados y fallecidos supera proporcionalmente al de la población general. 

Según los últimos datos del registro de enfermos renales de la Sociedad Española de Nefrología son ya 1.314 las personas en tratamiento renal sustitutivo (diálisis o trasplante renal) infectadas de Covid-19, con tasas de letalidad de hasta el 27,1 % en el caso de las personas en tratamiento de hemodiálisis, lo que suponen más del doble que en la población general. En total los fallecidos ascienden a 327 pacientes renales, de los cuales 224 estaban en tratamiento de hemodiálisis, 94 trasplantados y 8 en diálisis peritoneal. 

 Desde ALCER solicitan hacer pruebas de Covid-19 a estas personas, no sólo por su alta probabilidad de contagio en personas no sintomáticas, sino por el alto riesgo de muerte que tienen. Estas pruebas permitirían organizar mejor, entre otros aspectos, el transporte sanitario que utilizan entre infectados y personas libres del virus, ya que lo habitual es que tengan que compartir ambulancias para el traslado a su tratamiento de hemodiálisis. 

Noticias Relacionadas