El alumnado considera positivo incluir personas con discapacidad en clases de Educación Física

COCEMFE_TecnoGymkhana

El alumnado de Secundaria y Bachillerato percibe de manera positiva la inclusión de personas con discapacidad en clases de Educación Física, puesto que consideran que reporta beneficios para todo el alumnado y la asocian a valores como el éxito personal, la igualdad o la tolerancia.
Así se desprende del estudio realizado por investigadores de la Cátedra ‘Fundación Sanitas’ de Estudios sobre el Deporte inclusivo (CEDI) en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y en el que fueron entrevistados/as 700 estudiantes de 14 centros educativos de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato de la Comunidad de Madrid.
“El objetivo de nuestro trabajo fue conocer la percepción de los alumnos sin discapacidad sobre la inclusión de compañeros que sí la tienen en las clases de Educación Física”, explicó la investigadora de este estudio, Carmen Ocete, quien detalló que, para ello, “nos servimos del análisis de dibujos y frases expresadas durante la actividad de reflexión en el evento ‘Deporte Inclusivo en la Escuela’ celebrado en INEF”.
Durante el evento, las personas participantes “utilizaron seis murales de papel en los que expresaron sus opiniones sobre la discapacidad, la inclusión y el deporte inclusivo mediante frases, palabras y/o dibujos” y una vez recogida toda la información, se estudiaron los contenidos de las frases, palabras y dibujos para tener una percepción más clara de la opinión que tiene la juventud de sus compañeros/as con discapacidad.
En relación a las frases y las palabras analizadas, el valor más destacado fue el universalismo, perteneciente a la dimensión de autotrascendencia con naturaleza colectivista, donde se identifica la inclusión de compañeros/as con discapacidad con un mundo armonioso y un ‘todo’, mostrando interés por el bienestar del resto, por encima de los suyos propios.
Ocete hizo hincapié en que “el hecho de que este valor sea el más utilizado predice la voluntad de aceptar a minorías en peligro de exclusión social, como puede ser por motivos de raza o discapacidad en este caso, enfatizando en valores como la aceptación, el aprecio y la preocupación por el bienestar de todos los demás”.
Los resultados de este trabajo demostraron que la capacidad de inclusión del alumnado hacia sus compañeros/as con discapacidad es muy elevada.
“Lejos de mostrar algún tipo de discriminación, los alumnos relacionan la integración de sus compañeros como algo positivo para ambos, lo que señala hacia unos jóvenes tolerantes y preparados para favorecer la integración, la igualdad y la inclusión en la sociedad actual”, concluyó la investigadora.
Sin embargo, el presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), Anxo Queiruga, lamenta que “el sistema actual presenta graves deficiencias hacia las personas con discapacidad, no tiene en cuenta las especificidades de la juventud de nuestro grupo social y no garantiza su permanencia en el sistema educativo hasta alcanzar estudios superiores”.
En este sentido, argumenta que aparte de acabar con la segregación educativa, hay que “garantizar su aprendizaje, con recursos docentes, materiales y económicos suficientes para que reciban los apoyos necesarios en todas las etapas educativas” y así “puedan terminar los estudios y tener un desarrollo formativo similar al del resto de los compañeros y compañeras sin discapacidad”.

Noticias Relacionadas