COCEMFE CV muestra su satisfacción por la restitución del servicio de fisioterapia al joven en coma de Betxí

COCEMFE CV quiere mostrar su satisfacción por la rectificación de la Conselleria de Sanitat al restituir el servicio de fisioterapia al joven en coma de Betxí, una atención que le fue retirada el pasado mes de octubre al entender la administración que el paciente está “sin posibilidades de recuperación funcional” y que no necesitaba “ninguna actuación especializada”. Este joven tiene reconocida una discapacidad del 98% y un grado de dependencia 3 nivel 2, lo que implica la necesidad de ayuda indispensable y continua de otra persona, por su pérdida total de autonomía.

La entidad de utilidad pública quiere, no obstante, hacer público su profundo “malestar” e “indignación” ante este tipo de determinaciones, con un gran componente de recorte económico. Por ello, Carlos Laguna, presidente de COCEMFE CV, ha anunciado que la entidad permanecerá vigilante para que casos como este no se vuelvan a repetir: “Como ciudadanos no podemos tolerar decisiones que resultan escandalosamente inmorales, inhumanas y contrarias al bienestar de las personas con discapacidad, en especial, a personas particularmente vulnerables, como es el caso denunciado por la familia de Betxí”. Asimismo, COCEMFE CV ha puesto a disposición de la familia sus servicios de asesoramiento jurídico, y, a su vez, espera que el director territorial de Sanidad en la provincia de Castellón, Pascual Herrero, “vele por las necesidades más básicas del colectivo de personas con enfermedades crónicas y de personas con discapacidad y esté al lado de quienes más lo necesiten”.

La ONG confía en que la restitución del servicio implique el mantenimiento de las condiciones en que se venía realizando con anterioridad a la denegación, aspecto que la familia no ha podido confirmar porque todavía no cuenta con los detalles de la comunicación de la Conselleria. Hasta el momento, el fisioterapeuta que lo asistía le ha realizado sesiones semanales de manera voluntaria.

COCEMFE CV recuerda que el joven, en coma desde 2001, ha estado recibiendo servicios de fisioterapia desde hace 13 años con el objetivo de paliar los efectos de permanecer en la cama a causa de su situación, hasta que le fue denegada la renovación del mismo en el mes de octubre, a través de una misiva que la familia ha calificado de “cruel”. Desde entonces, relatan que han vivido unos meses de angustia, preocupación y presión añadida, en los que han intentado prestar a su hijo toda la atención que ha sido posible. Para Amalia, la madre, han sido unos meses “de mucha rabia e indignación”, ya que asegura que nunca han pedido nada a nadie. La madre del joven recuerda que no ha sido el primer varapalo que recibían, puesto que primero se eliminó su cotización como cuidadora y más tarde se le aplicó el copago farmacéutico en medicamentos y pañales a su hijo.

 

 

Comparte esta información

Comentarios no permitidos.